Elecciones en 2024: Galicia, 18-2-2024; País Vasco, 21-4-24; Cataluña, 12-5-24; Europeas, 9-7-2024.

CATALUÑA: Pere Aragonés insiste en un referéndum de autodeterminación acordado con el Estado y presenta un Informe jurídico del Instituto de Estudios del Autogobierno (IEA), que dice que la consulta tiene cabida en el artículo 92 de la Constitución. Con esta propuesta Aragonés busca situar el tema en la misma senda que la ley de amnistía: «es una cuestión de voluntad política y no de constitucionalidad». Leer más.

El PSOE contesta que es una propuesta electoral, que divide a la sociedad y es contraria al nuevo ciclo político de concordia que las elecciones del 12 de mayo deberían suponer. 3-4-2024.

El artículo 92 C.E. dice que:

  1. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.
  2. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.
  3. Una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución.

Se trataría de un referéndum consultivo con participación de todos los españoles. Aragonés pretendería que si esa hipotética consulta tuviera un resultado favorable a la independencia en Cataluña (más síes que noes) el efecto político, que no jurídico, sería que el gobierno central tendría que negociar con el govern las condiciones para acceder a la independencia, pese a que el resultado en el conjunto de España fuera contrario. Es decir, convocar ese referéndum consultivo y admitir e iniciar esa negociación ya supondría reconocer a Cataluña como sujeto soberano y abrir una «posibilidad» (negociable) de secesión que no tiene cabida en la Constitución, en la que la unidad de España («indisoluble» e «indivisible», según la C.E.) no es negociable, y en la que la soberanía nacional reside en el pueblo español en su conjunto. La hipotética consulta -referida a Cataluña-, aunque no tuviera efectos jurídicos, equivaldría, según el relato político independentista, a ejercer el derecho de autodeterminación, que la C.E. no reconoce y que expresamente fue rechazado en votación en el debate constituyente. Un resultado (favorable o desfavorable) en Cataluña de un referéndum consultivo de este tipo en toda España tendría, por tanto, efectos políticos indudables al margen del resultado, pues supondría cuestionar la unidad de España y abrir una vía que podría repetirse en el futuro. En definitiva, supondría reformar la Constitución por una vía ajena a las previstas en la propia Constitución para su reforma (artículo 168 C.E.: mayoría de 2/3 de cada Cámara para tomar la decisión, disolución de las Cortes, redacción del nuevo texto constitucional, aprobación del mismo por mayoría de 2/3 de cada Cámara, y referéndum de ratificación. Por tanto, no cabe el referéndum consultivo que se propone. No es una cuestión de voluntad política, sino de constitucionalidad. La única vía para reconocer el derecho de autodeterminación o el derecho a la secesión es reformar la Constitución por el procedimiento previsto en la Carta Magna. Así lo expresó el Tribunal Constitucional en el Fundamento jurídico cuarto de la sentencia 103/2008, de 11 de septiembre de 2008. 3-4-2024.

La Ley Orgánica 2/1980, de 18 de enero, regula las distintas modalidades de referéndum. Su artículo sexto dice que: «El referéndum consultivo previsto en el artículo noventa y dos de la Constitución requerirá la previa autorización del Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, a solicitud del Presidente del Gobierno. Dicha solicitud deberá contener los términos exactos en que haya de formularse la consulta». La propuesta de Aragonés supone abrir la vía a la secesión (negociada) eludiendo la necesidad de la reforma de la Constitución y las mayorías cualificadas que esta requiere.

Joan Ridao, exletrado del parlament, profesor de Derecho Constitucional y director del IEA, que ha elaborado la propuesta de Aragonés, ha dicho anteriormente que «La solución debe venir de la mano de un acuerdo político, del estilo de Canadá o del Reino Unido. Y este esquema pasa inexorablemente por un referéndum. Cuando sea y con sus pormenores: en los términos de la Comisión de Venecia, con quórum de mayorías y participación. Necesariamente tendrá que ser con un acuerdo político porque si no, nos abocamos de nuevo a la vía de la unilateralidad, que se ha revelado fracasada y sus consecuencias coercitivas están a la vista. P. El Gobierno dice que el referéndum es inconstitucional… R. Entiendo que una Constitución esté hecha para preservar la unidad de un Estado. Pero si apelas a la unidad lo único que haces es perpetuar el conflicto».

Josep Ramoneda dice que «El 12 de mayo en Cataluña será en el fondo una evaluación del estilo Sánchez y de la amnistía, uno de sus gestos referenciales». Sobre el independentismo dice que «El problema no estará en volverlo hacer, que ahora mismo solo está en la mente de sectores muy concretos, sino en cómo recomponer el panorama, más allá del frentismo. En contra de lo que algunos por ilusión o por obsesión creen, el retorno de Puigdemont no será volver donde lo dejó, sino más bien un final de etapa y un futuro a reinventar.6-4-24. Leer más.

PAÍS VASCO: Luis Aizpeolea comenta cómo se presentan las elecciones del 21 de abril en el País Vasco en su artículo «Unas elecciones singulares y alejadas del ruido nacional». En el artículo se refiere al cambio generacional, al carácter minoritario de la reivindicación independentista entre los electores, al ascenso de EH-Bildu, que disputa el primer puesto a un PNV desgastado, al papel de bisagra del PSE, y a la marginalidad del PP, que mantiene un discurso propio de otro tiempo. Leer. 31-3-2024.

CATALUÑA: Lola García escribe que si en las elecciones gallegas se jugaba mucho Feijóo, en las catalanas se examina Pedro Sánchez. Enlace a su artículo «¿De qué van estas elecciones catalanas?». 17-3-24.

ERC y Junts han dicho que no harán president a Illa, aunque el PSC sea el partido más votado. El veto de ERC y Junts al PSC y, a la vez, la dificultad que exhiben estos dos partidos para entenderse, solo anticipa que tras las elecciones del 12 de mayo volverá a ser difícil de nuevo que se forme un Govern con rapidez y podría volver a sobrevolar la amenaza de una repetición electoral. 23-3-24.

ERC espera que la amnistía quite votos al PSC, ganador de varias convocatorias recientes en Cataluña y su principal adversario para presidir la Generalitat, según las encuestas. Califican a Illa como delegado de la Moncloa, que no se plantará ante Sánchez. «Illa y yo tenemos modelos diferentes de país. Él no defenderá Catalunya frente a la Moncloa. El PSC de hoy es muy diferente al de Pasqual Maragall. Veo inviable un acuerdo de gobierno con el PSC».

El independentismo radical cree que ERC iba en caída libre y que esta convocatoria busca frenar su continuado desgaste. 17-3-24.

Puigdemont encabezará la lista de Junts al parlament. Busca que la campaña electoral gire en torno a su regreso a Cataluña para la investidura tras la entrada en vigor de la ley de amnistía. Leer más en la sección Cataluña 2021-2024.

GALICIA: El PP vuelve a conseguir la mayoría absoluta al obtener 40 diputados (2 menos que en 2020). El BNG sube 6 escaños y consigue 25, el mejor resultado de este partido. El PSdeG experimenta una fuerte caída al pasar de 14 a 9 escaños, su peor resultado. Democracia Ourensana obtiene 1 diputados.

Vox, Sumar y Podemos no obtienen representación en el parlamento gallego. La falta de representación de Sumar plantea interrogantes sobre el proyecto de Yolanda Díaz, dada su escasa implantación territorial, mientras que Podemos cae en la irrelevancia.

Estas elecciones han confirmado la fortaleza del PP en Galicia, al obtener su quinta mayoría absoluta consecutiva y, además, con una participación alta (67,30 %). La fuerte implantación del partido en toda la comunidad se considera una de las claves del resultado, más allá de la debilidad del candidato y de algunos errores cometidos durante la campaña, muy centrada en la amnistía en su primer tramo.

El BNG, con una candidata (nacionalista) bien valorada, Ana Pontón, liderará claramente la oposición al situarse, como segundo partido de Galicia, a una gran distancia de los socialistas. El BNG se ha nutrido de votos que anteriormente fueron para el PSdeG. Este partido experimenta un auténtico descalabro atribuido por algunos al poco tiempo que ha tenido su candidato para explicar sus propuestas y al cambio continuo de candidato en las últimas convocatorias.

Tras estas elecciones aumenta la debilidad del PSOE en las autonomías (salvo en Cataluña), ya constatada en las últimas elecciones autonómicas de 2023, a la vez que se fortalece un partido nacionalista de izquierda, lo que puede complicar aún más las cosas para el gobierno central, que tiene que negociar todo con fuerzas nacionalistas de Cataluña y el País Vasco, además de Sumar. Pedro Sánchez llama al partido a fortalecer los liderazgos en los territorios.

La fortaleza de los nacionalismos en las tres comunidades históricas y la debilidad del PSOE en el mapa autonómico puede convertirse en un problema añadido para la evolución de un Estado de las Autonomías que se basa en la solidaridad interregional y en la igualdad de los ciudadanos. Algunos se preguntan dónde ha quedado la propuesta socialista de avanzar hacia el Estado federal. 22-2-2024.

Enlace a los resultados de estas elecciones.

❝ ❞