Azaña, una pasión española

José Luis Gómez lleva al teatro la voz de Azaña, una voz fundamental en la Segunda República que las nuevas generaciones han de conocer. Sobre ello escribe Santos Juliá en el artículo “La voz de la República“.

Dice Santos Juliá: Manuel Azaña  recuerda a otras generaciones, en su postrer discurso, la obligación moral de escuchar la lección de esos hombres caídos en la batalla luchando por un ideal grandioso y que ahora nos envían “con los destellos de su luz, tranquila y remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos su hijos: paz, piedad y perdón”.

❝ ❞