Los Boletines de ADD

BOLETÍN DE ADD, 17-11-2017

CAMBIO DE ESTRATEGIA Y DE DISCURSO DEL INDEPENDENTISMO, MISMOS OBJETIVOS
CHARLAS DE LA CONSTITUCIÓN 2017 

 Tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución por el Gobierno y la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre, junto con la prisión, incondicional o eludible con fianza, de los dirigentes del procès decretada por la Audiencia Nacional y el Supremo, el independentismo ha cambiado su relato para justificar el fracaso de la “república catalana” y ha cambiado también de estrategiapara seguir contando con el apoyo de su electorado y la movilización de sus bases de cara al 21D. Una mezcla de autocrítica, victimismo y persistencia en los mismos objetivos por otras vías. En la Web de ADD analizamos este cambio de discurso y de estrategia e incluimos artículos de conocidos analistas como Vidal-Folch, Lluís Bassets, Pérez Royo, Enric Juliana, Antón Costas y otros.  Enric Juliana comenta lo que ocurrió el 26 y 27 de octubre cuando Puigdemont quiso convocar elecciones y no supo aguantar la presión de sus socios y de las bases para que siguiera con la D.U.I.  Un buen ejemplo del “poder de influencia de las redes sociales y de la gente”, y de la falta de liderazgo que caracteriza la política de estos tiempos en los que muchos políticos no se pronuncian sobre temas importantes, o se pronuncian con ambigüedad, a la vez que dejan las decisiones a las bases.

Ahora nos encontramos en los preparativos de la campaña electoral, con la novedad de que el independentismo ha abandonado la coalición JxSí y se buscan nuevas alianzas para después del 21D. Este tema también es objeto de nuestro seguimiento.

Como otros años ponemos en marcha ahora las CHARLAS DE LA CONSTITUCIÓN 2017, con las que la Asociación Derecho y Democracia difunde en los Centros de enseñanza los valores, principios y derechos que consagra la Constitución española de 1978 y que constituyen la base de nuestra convivencia en paz y libertad.

También comentamos la inauguración de una calle en Sevilla dedicada a nuestro compañero Manuel Ramón Alarcón.

Puedes acceder a las novedades de la Web de ADD en estos enlaces.

– El independentismo inicia el cambio de relato y de estrategia, que no de objetivos, ante unas bases que habían sido movilizadas en […] seguir leyendo.

– El miércoles 8-11-17 tuvo lugar la inauguración de la calle dedicada en Sevilla a Manuel Ramón Alarcón, sita en el […] seguir leyendo.

– Los procesos por rebelión, sedición y malversación contra cargos públicos catalanes y dirigentes de asociaciones. El magistrado del Supremo Pablo Llarena da los primeros pasos para residenciar en el TS la investigación de todas las causas […] seguir leyendo.

– Los Boletines de ADD. Recogemos en esta sección los boletines periódicos que os enviamos.

– Sondeos: reflejamos las distintas encuestas electorales que publican los medios informativos.[…] seguir leyendo.

– Debates en los partidos políticos: Alberto Garzón considera que no puede hablarse de presos políticos en la actualidad. “Cuando pienso en un preso político pienso en Marcos Ana […] seguir leyendo.

*****

Boletín de ADD, 6-11-2017. SEPARACIÓN DE PODERES.

Vivimos en una democracia homologable a las principales democracias del mundo, lo que equivale a decir, en un Estado de derecho con separación de poderes.  Este modelo presenta fallos, por lo que siempre es perfectible, pero no puede decirse que somos un Estado franquista, represor, con presos políticos, en el que se violan sistemáticamente los derechos fundamentales y la Justicia no es independiente.

Hay políticos en prisión (que no es lo mismo que “presos políticos”, que son aquellos que van a prisión en un Estado no democrático por defender sus ideas o integrarse en organizaciones no permitidas), porque han cometido, presuntamente, delitos castigados por el Código Penal, ya sean delitos ligados a la corrupción, ya delitos consistentes en desobedecer las resoluciones de los tribunales o tratar de destruir el orden constitucional.  Algunas figuras que pasaron años en cárceles franquistas lo han dicho con claridad en estos días en que se intoxica a la opinión pública española e internacional en lo que constituye una ofensiva para desacreditar nuestro modelo político, sustentado en la Constitución de 1978. Tienen que desacreditar nuestras normas fundamentales e instituciones para justificar la ofensiva insurreccional y rupturista que han emprendido para destruir el modelo político y romper la unidad de España, en un momento en que precisamente se han puesto en marcha iniciativas de reforma constitucional que no pueden demorarse.

El nacionalismo independentista y los que lo apoyan, tras el desconcierto que les produjo hace una semana la aplicación del artículo 155 de la Constitución, dirigida a restablecer la legalidad constitucional, y tras comprobar que la “república catalana independiente” era una ficción, han vuelto a cubrirse esta semana con el manto del victimismo y a movilizarse ante el envío a prisión de una parte del Govern por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela (otros cinco de sus miembros con Puigdemont a la cabeza han huido a Bélgica para eludir la acción de la Justicia), como si las resoluciones de esta juez fueran un elemento más de la represión emprendida contra ellos y no una respuesta de la Justicia, que no atiende a consideraciones electorales sino a la aplicación de la ley, ante una actuaciones dirigidas desde hace dos años a acabar con el orden constitucional y que culminaron en la aprobación de una declaración unilateral de independencia en el Parlament el 27 de octubre por 70 votos (sobre 135), emitidos de forma vergonzante en secreto y sin ninguna proclamación del President de la Generalitat.

En sus Autos de 2-11-2017 la Juez Lamela decreta la prisión provisional comunicada y sin fianza de Junqueras, Turul, Romeva, Rull, Bassa, Borràs, Forn y Mundó, por existir indicios de la comisión de los delitos de rebelión, sedición y malversación, delitos muy graves castigados con penas que suman casi 50 años de cárcel. Puede discutirse técnicamente y se verá a lo largo del proceso si es aplicable al caso el delito de rebelión, que exige la concurrencia de violencia, pero lo que no puede decirse, como está diciendo Puigdemont en Bruselas, es que en España no hay garantías de que vaya a ser sometido a un juicio justo, o que la justicia en este caso no actúa con independencia del poder político. La juez Lamela ha decretado la prisión provisional de los ocho ex consellers por razones estrictamente jurídicas, contempladas en nuestra legislación, como son: la existencia de indicios racionales de la comisión de acciones delictivas que llevan aparejadas penas graves, el riesgo de sustraerse a la acción de la justicia (evidenciado por los huidos), evitar la ocultación o la destrucción de pruebas, y el riesgo de reiteración delictiva.

Aunque los imputados han mantenido una actuación contumaz e ilegal desde hace dos años para promover la constitución de un Estado catalán independiente en forma de república y separado de España, desobedeciendo al TC y tratando de romper el orden constitucional, estos dos últimos motivos y alguno más también pueden discutirse pues los imputados han acudido al llamamiento judicial y ya no están en sus cargos para seguir cometiendo estos delitos de la misma forma.

En todo caso se trata de resoluciones judiciales basadas exclusivamente en razonamientos jurídicos, que pueden recurrir ahora los imputados y ser revisadas en apelación, y que pueden ser objeto de debate con argumentos jurídicos ya que en la apreciación de esos riesgos hay un margen de valoración que depende de la propia Juez, pero es indudable que la Juez no ha tenido en cuenta, como no podía ser menos, la conveniencia o los intereses políticos del momento, es decir, si con sus Autos se beneficiaba a unos o se perjudicaba a otros ante las próximas elecciones catalanas.  Es falso decir que estos Autos de Lamela han sido dictados o inspirados por el poder político.

Es necesario volver a poner en evidencia la manipulación de la opinión que vienen haciendo Puigdemont y los suyos con argumentos falsos dirigidos a mantener el apoyo de muchos que se han dejado intoxicar por ellos y hasta ilusionar por un proyecto que ha nacido muerto, la república catalana independiente, que no ha contado con apoyo internacional alguno.  6-11-2017.

❝ ❞